eBay

miércoles, 26 de abril de 2017

El gran plantón: bala vs balón

El gran plantón: bala vs balón

NOTICIERO DIGITAL,26 Abril, 2017
La desesperación es la materia prima del cambio drástico.
William Burroughs
Verdaderas paradojas son las que ofrece la moribunda Revolución Bolivariana, el agonizante Socialismo del siglo XXI; mientras los que reclaman sus derechos fundamentales y su pasión por la democracia, jugando cartas o futbol en las calles y avenidas ensangrentadas de la sufrida y malhadada Venezuela, los colectivos armados, la Policía y la Guardia Nacional, hacen de las suyas disparando a mansalva contra el ciudadano indefenso, incrementando día a día, protesta tras protesta, el número de muertos, heridos e incapacitados de los que se jacta un petulante chavismo armado, ya no más pacífico.
A la vista de todo el mundo están las realistas y cruentas imágenes de lo que acontece en un país que reclama democracia y libertad. En sus motos chinas y con su armamento asignado por la revolución, un grupo de sanguinarios e indolentes forajidos rojo – rojitos recorren las plazas, calles y avenidas bolivarianas en busca de la presa escuálida que recibirá el tiro merecido, la bala con destino, para que la sangre derramada se convierta en signo de victoria socialista y de venganza revolucionaria.
Serenos, unidos, confederados, pero no resignados, los millones de manifestantes de la oposición, se sientan – alegres y confiados – en el asfalto para darle un parao y un plantón a la injusticia y a la intolerancia, mientras que a la cercana distancia rabiosos milicianos verde oliva y rojo – rojitos, ajustan el ángulo de tiro, la mirilla del fusil, prestos a dejar salir las balas del odio, los perdigones del rencor, las bombas del resentimiento,
Con el poeta cubano de Camagüey, el gran Nicolás Guillén, los presuntos enemigos, el pueblo ajusticiado, el ciudadano baleado y gaseado por los furibundos integrantes de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, chavistas, socialistas, revolucionaria y anti-imperialista, bien podría decirles a sus compatriotas, tan sufridos venezolanos como ellos:
No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.
Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?
Me duele que a veces tú
te olvides de quién soy yo;
caramba, si yo soy tú, lo mismo que tú eres yo.
Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.
Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú…
¡no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo!

Dos camiones con comida fueron saqueados la noche del lunes

Dos camiones con comida fueron saqueados la noche del lunes

KPR | Foto: Cortesía |EL IMPULSO
En dos sectores distintos se registraron saqueos la noche del lunes, en ambos casos se trataron de camiones cargados con comida.
El primero hecho fue en la avenida Circunvalación Norte a la altura de El Trompillo, cuando residentes de la zona colocaron obstáculos en la vía e hicieron que  un camión Mack blanco, de placas  A80BT8G se volcara.
El mismo era conducido por un señor de 59 años y transportaba pasta Capri, el cual fue atacado, por un grupo de personas que estaban a la espera, se contabilizaron al menos 200 los presentes en el lugar.
En el lugar se registró un saqueo de parte de la mercancía, aunque la Policía Nacional Bolivariana (PNB) llegó al sitio y pudo resguardar otra parte de la pasta.
En horas de la noche también en la avenida Florencio Jiménez, a la altura del barrio La Florida, fue saqueado otro camión, un  Iveco blanco, de placas A04AT2G, el cual iba cargado de arroz y se llevaron 500 bultos del rubro.
Funcionarios de la Policía del estado Lara, el día de ayer lograron la detención de José Noel Ramos, quien estaba vendiendo el arroz que había sido saqueado la noche del lunes y se recuperaron 17 bultos de arroz, además de 120 paquetes
El detenido fue puesto a la orden del Ministerio Público.

Alcalde ante ataques contra monjas: “Los señores del Gobierno no tienen temor a Dios”

Alcalde ante ataques contra monjas: “Los señores del Gobierno no tienen temor a Dios”
Publicado el: 25 Abril, 2017 Hora:5:36 PM. EL-INFORME.COM











El alcalde del municipio Cárdenas, Ricardo Hernández, le salió al paso a los señalamientos hechos en su contra por parte de sectores oficialistas y particularmente rechazó los ataques a las monjas del Hospital San Antonio de Táriba, a quienes desde una cuenta en tuiter tildaron como “terroristas”, mensaje que fue avalado por  el Gobernador del Táchira José Gregorio Vielma Mora, tras realizarse el denominado plantón.
La autoridad municipal en primer lugar hizo referencia a los señalamientos formulados por el prefecto de la localidad Jesús Reyes, quien denunció un supuestos ataque contra la sede de la delegación .“ Queremos rechazar de manera contundente los señalamientos falsos y maliciosos que ha emitido el delegado  y quien también es presidente de la cofradía de la Basílica  de Nuestra Señora de la Consolación de Táriba,  donde me señala de un supuesto ataque a  la sede de la prefectura”.
Aseguró que esa sede no fue atacada en ningún momento y explicó que la misma   queda al lado de la policía municipal de Cárdenas  y por esa razón ordenó a los funcionarios policiales, realizar las diligencias urgentes y  necesarias para dejar constancia del estado físico en que se encuentra. Hernández indicó que las instalaciones se encuentran intactas y no sufrieron ningún tipo de ataque , como así lo confirmaron  los vecinos y  los registros de las cámaras que se encuentran en el lugar .
De igual forma,  Hernández rechazó las acusaciones del secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación del Táchira, coronel Ramón Cabezas, quien a través de sus redes lo responsabilizó de obstaculizar el paso por la avenida Antonio José de Sucre.  Manifestó que el funcionario gubernamental lo acusó de tenerle odio al pueblo “odio es lo que ustedes le han tenido durante 17 años al pueblo,  y la  evidencia es  que  nos han puesto a aguantar hambre,   a padecer las enfermedades sin conseguir medicamentos, nosotros lo que hacemos es trabajar por el pueblo y los invito  tanto al señor delegado como al secretario de seguridad,  a que nos  reunamos y hagamos mesas de trabajo,  para conseguir  lo que no le han dado al pueblo durante estos 4 años que  han gobernado. Señor Cabeza bastante le he informado  de los índices delictivos que tenemos en el municipio Cárdenas y es allí donde ustedes  tienen que hacer presencia,  antes de atacarnos y antes de emitir falsos testimonios”.
Sobre el caso de las monjas que a través de las redes sociales calificaron como “terroristas “, el alcalde del municipio Cárdenas manifestó que  son situaciones que no le  extrañan de los señores del Gobierno, quienes aseguró no tienen temor a Dios.  “No tienen temor ni de lo que dicen, no tienen ningún tipo de miramiento de lo que ellos siguen emitiendo y señalando de manera infundada. Las monjas del hospital San Antonio de Táriba,  como lo hizo todo el país,  se plantaron en las calles para rezar,  para pedir,  para orar por usted señor  Gobernador,  inclusive por los que hoy nos tienen sometidos. Ellas lo que quieren es que las condiciones del país mejoren  para todos los venezolanos”.
Levantaron obstáculos en las vías del municipio
Ricardo Hernández informó que de manera responsable , como ha sido su obligación y compromiso  desde muy tempranas horas de la mañana de este martes,  ordenó la salida de las   cuadrillas de trabajadores  para limpiar y remover los escombros y  obstáculos  en todas las vías afectadas en el municipio.
“ El llamado es a la población para que  las protestas se mantengan de forma pacífica,  sin atentar contra los bienes públicos y privados , nosotros como  administradores de este municipio debemos velar por los bienes públicos y privados,  no tiene sentido arremeter contra ellos, toda vez que el Gobierno jamás nos va a reponer esas cosa a las que podamos ocasionarle algún tipo de daño, el objetivo es mantenernos en las protestas pacíficas, dentro del marco de la Constitución y  de la ley,  pero siempre respetado los derechos de los terceros y los bienes públicos y privados”, puntualizó.
Prensa alcaldía Cárdenas

Medina: De qué sirve una Defensoría que proteje a los torturadores

Medina: De qué sirve una Defensoría que proteje a los torturadores
Publicado el: 25 Abril, 2017 Hora:5:53 PM.EL-INFORME.COM





















La diputada a la Asamblea Nacional, Sonia Medina (Unidad-Táchira), en el marco del debate sobre la falta de respuesta formal por parte del Consejo Moral Republicano en cuanto a la falta grave de los magistrados del Tribunal Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), condenó la inacción del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab.
Medina aseveró que “no es con una declaración de prensa que el Defensor del Pueblo puede declarar improcedente la solicitud de este Parlamento. ¿qué es lo que intenta cuidar? ¿qué intereses? Poque los del pueblo no son”.
En ese sentido, la parlamentaria de Voluntad Popular, fue enfática en señalar que “para impedir que lleguemos a reclamar nuestros derechos a la Defensoría del Pueblo, nos reciben con gas lacrimógeno y perdigones. Entonces me pregunto: ¿De qué sirve que exista la Defensoría del Pueblo cuando es ella quien protege a los torturadores?”.
Finalmente, la diputada Sonia Medina ratificó que seguirán en la calle con la gente y exigió cesar con los excesos de usos de fuerza de los organismos castrenses, contra el pueblo venezolano.
Alejandro Castillo

Un gobierno que no sirve

Un gobierno que no sirve

Chávez y Maduro

Los gobiernos de Chávez y Maduro han hecho y hacen cosas que solo pueden provenir de gente sin escrúpulos ni ética
“Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento”. Maquiavelo
¿Qué siente usted cuando constata a diario que el Estado venezolano no solo incumple con el rol de velar por la justicia, sino que se transforma en una institución promotora de injusticias, abusos y hechos dolosos? ¿Qué piensa hacer cuando comprueba que el Estado ha sido capturado por grupos delictivos dispuestos a todo por conservar y acrecentar su poder? ?No se llena de indignación ante la cobarde, vil, violenta y mortal represión desatada por el gobierno contra ciudadanos desarmados que piden el respeto y observancia de sus derechos civiles, conculcados por el régimen? ?Qué puede esperar de un régimen que irresponsablemente nos quiere llevar a un suicidio colectivo mediante el auspicio de una confrontación fratricida?
Esto suele ocurrir, inequívocamente, cuando la situación histórica de un país se torna insostenible en diversos contextos y cuya manifestación es de insoportable y extendida opresión del gobierno y de grupos de poder sobre los ciudadanos, aunado a una profunda degradación del modelo económico-social imperante. En efecto, poco a poco, el régimen que desgobierna a Venezuela ha venido destruyendo todos los indicios y valores de un Estado de Derecho para transformarla, sin el menor empacho, en un Estado que tiene todos los ribetes de la forma de actuación de las organizaciones delictivas. No les importa que en este afán, la maquinaria del Estado caiga en las más flagrantes irregularidades e ilegalidades en las que envuelve a instituciones y sus funcionarios, y no les importa porque la maquinaria del Estado, en manos de estos delincuentes irresponsables, ha desarrollado un perverso sistema de coerción para manipular y controlar la información, construido sobre las más aberrantes mentiras y falsedades que pretenden ocultar, engañar, defender y justificar, ante la opinión pública, sus actuaciones.
Teniendo en cuenta que la creciente exhibición de los altos niveles de corrupción alcanzados por autoridades y por los que ejercen altas funciones en las instituciones del gobierno, la concupiscencia de los grupos de validos del régimen, la aberrante y grave manipulación de los procesos electorales y del sistema de justicia que ha venido fraguando y permitiendo el régimen maduro-chavista, hechos éstos, ampliamente conocidos por los venezolanos y comentados por la prensa y la opinión pública internacionales; entonces, debemos concluir, que todo esto, combinado con el escandaloso "affaire" de los narco-sobrinos de la pareja presidencial, con las acciones del Departamento del Tesoro y del Congreso norteamericanos para sancionar a importantes y encumbrados jerarcas del régimen y las acusaciones de lavado de dinero en la banca europea contra altos funcionarios de empresas del Estado venezolano, se han convertido en las gotas que han colmado el vaso de la paciencia de la colectividad venezolana y cuya consecuencia ha sido la creación de un estado generalizado de malestar e indignación colectiva contra el régimen que aquí mal gobierna.
Tomando en consideración que en el ambiente se palpa que estamos transitando por uno de esos momentos históricos de urgencia transformadora; ¿resulta accidental que se nos muestre, y con tal crudeza, la putrefacción del sistema maduro-chavista? Parece que no. En la sociedad venezolana se vienen incubando movimientos absolutamente transformadores que, poniendo el énfasis en la urgencia del cambio, consiguen trascender más allá de la inmundicia, del acaparamiento y la codicia individual, para centrarse en el ser humano y sus necesidades -en la búsqueda de la verdad y del más amplio desarrollo individual y colectivo- y eso ha venido ejerciendo su positiva influencia en la población. O será, acaso, que simplemente, estemos asistiendo a una “inoportuna” manifestación de la efectividad e independencia operativa de organizaciones anti delictivas y poderes judiciales extranjeros que investigan, denuncian y sancionan las irregularidades de las autoridades y los " enchufados" en Venezuela; u obedece a una desesperada huida "quemando las naves" de servidores del régimen; y/o a la confrontación entre sí, al más puro estilo mafioso, de las familias y clanes que se han venido repartiendo el botín; o, sencillamente, es que el propio sistema se muestra ya incapaz de mantener cerrada por más tiempo la caja de sus vergüenzas?
La Venezuela maduro-chavista es un Estado facineroso. El funcionariado que le sirve y las camarillas de corruptos y depredadores que le acompañan, cuál aves de rapiña y actuando con la complicidad de las autoridades y usando impunemente la fuerza del estado, han amasado siderales fortunas derivadas, entre otros aspectos, del tráfico de drogas y armas, blanqueo de dinero mal habido, contrabando, desfalco de dineros públicos, venta de credenciales falsas para ocultar identidades, extorsión a ciudadanos y empresas, sobornos y amenazas al sistema judicial para lograr veredictos favorables a quiénes pagan por ello, cobro compulsivo de vacunas, ejercicio del sicariato para asesinar y desaparecer a personas, espionaje ilegal de la vida privada de los ciudadanos, sistemáticamente mentir, falsear y ocultar la verdad a los ciudadanos, la complicidad institucional para delitos de diverso orden y ulterior protección de los delincuentes- el pollo Carvajal, por ejemplo-, permitir el uso ilegal de los activos de la Nación para delinquir y pare usted de contar. Si observamos esos parámetros con base en los cuales se considera un estado “gánster”, el venezolano parece cumplir con creces los requisitos. Además de ello, el país padece una profunda crisis -sistémica, más allá de lo económico-, la posibilidad de un estallido social -como consecuencia del descontento y del hartazgo ciudadano-, y la constatación de un clima generalizado de corrupción política e institucional; estas circunstancias, sin dudas, constituyen elementos suficientes para que al Estado se le aplique tal calificativo. Definitivamente, de este desgobierno corrupto lo más que podemos esperar los ciudadanos es una caótica administración de la mediocridad y decadencia que le han impuesto al país.
Los gobiernos de Chávez y Maduro han hecho y hacen cosas que solo pueden provenir de gente sin escrúpulos ni ética: la farsa sobre supuestas agresiones imperiales y la guerra económica, la matanza y represión a ciudadanos y estudiantes, el anuncio de falsos intentos de magnicidios y conspiraciones, la ilegalidad de los procesos judiciales que se le siguen a prominentes figuras de la oposición, la aplicación selectiva y discriminadora de la Constitución Política del Estado, el peculado de uso de los bienes de la Nación, la persecución política y judicial a los opositores, la sumisión del poder judicial y el electoral al ejecutivo, los proverbiales negocios de encumbrados capitostes del régimen y sus familias y muchas cosas más hacen pertinente que nos preguntemos: ¿qué hacer ante este Estado gánster?
La respuesta más inmediata: Desenmascarar y rechazar con todo vigor al régimen, su funcionariado y sus prácticas delictivas. Salir todos a marchar y a participar activamente en los eventos de resistencia pacífica que determine la dirección opositora, persuadidos de la legitimidad de nuestros procederes y la fuerte irrupción en nuestro talante de la necesidad impostergable de un cambio real al estado de cosas que vivimos como se constata en las multitudinarias movilizaciones callejeras y en las encuestas de opinión y; hacerlo convencidos de la fuerza inconmensurable que tiene nuestra convicción redentora para cambiar el destino de la Nación. No olvidar que apaciguar la agresión y el mal es allanar el camino para más agresión y aún más mal con el transcurso del tiempo.

Gobierno de violencia .

Gobierno de violencia

Golpiza brutal

Luego el gobierno dejó que la violencia aumentará de manera exponencial en el país. Antes que controlar y disminuir la violencia, como se hace en los países democráticos y modernos, el gobierno permitió, a través de la negligencia, la pasividad, que el crimen se hiciera cotidiano
Llegará un día, más temprano que tarde, en que el actual gobierno será cesado por lo venezolanos, a través de los medios democráticos y constitucionales. Con el paso del tiempo es bastante evidente que este largo gobierno decidió desde el principio cómo quería que se le recordara. Antes que ser el gobierno del “bienestar” o de la “prosperidad”, o de la “paz”, prefirieron ser “gobierno de violencia”. Con esa marca han dejado una huella de mucho sufrimiento para todos los venezolanos, una marca de división, una marca de maldad.
El gobierno se inauguró, allá por 1999, con una gran muestra de violencia institucional. Su propia constitución, por la que se convocó una Asamblea Nacional Constituyente, fue violentada cuando no tenía ni una semana de vigencia. El nombramiento de los poderes públicos contradiciendo lo establecido en el texto constitucional, significó la anulación del equilibrio de poderes y el monopolio de las decisiones de Estado por parte de un sector de la sociedad. Lo que hemos vivido desde diciembre de 1999, con esa decisión, ha sido el resultado de la anulación violenta de un acuerdo constitucional. La violencia se hizo presente a través de las maniobras y el sectarismo.
Luego el gobierno dejó que la violencia aumentará de manera exponencial en el país. Antes que controlar y disminuir la violencia, como se hace en los países democráticos y modernos, el gobierno permitió, a través de la negligencia, la pasividad, que el crimen se hiciera cotidiano. Los órganos de protección de los ciudadanos lucían inermes. Para remate, desde las más altas instancias del Poder Ejecutivo se enviaron mensajes complacientes y muchas veces justificativos de la violencia. Peor aún, se promovió la creación y desarrollo de grupos civiles que empezaron a recibir instrucciones y recursos para sustituir a las instancias del propio Estado. La violencia que hemos sufrido en los últimos días está relacionada con esas decisiones realizadas muchos años atrás.
Una nueva fase de la violencia fue contra los adversarios políticos. Líderes de la oposición han sido perseguidos, obligados a marcharse del país, otros se encuentran en la cárcel, alejados por años de sus familias, limitados en el ejercicio de sus derechos políticos. Es la violencia desencadenada desde el poder para callar a la disidencia. También han corrido la misma suerte medios de comunicación y organizaciones civiles. Muchos directivos de estas instancias tienen prohibición de salida del país, sufren vejámenes y ofensas. Es la violencia ejercida sin ninguna consideración.


En las últimas semanas, la violencia se ha hecho más anárquica. Son los propios órganos de seguridad del Estado los que agreden a ciudadanos que manifiestan en el ejercicio de sus derechos políticos. Estas agresiones coinciden con otras realizadas por bandas armadas, consolidadas en el marco de un Estado muchas veces cómplice. Las muertes sucedidas en estos días, más de treinta hasta este momento, son la demostración de la tragedia que vive el país, de lo que produce la violencia cuando se deja crecer y proliferar.
Especial mención debe recibir la Fuerza Armada Nacional, la cual está obligada a velar por la seguridad y protección de todos los venezolanos. Muchas de las consecuencias de esta violencia que vivimos está relacionada por la manera como el liderazgo de la Fuerza Armada Nacional ha tomado partido, no ha visto a todo el país, ha desvirtuado su papel profesional de garantía y respeto a los derechos de todos los venezolanos.
Por todas estas razones este gobierno será recordado como un “gobierno de violencia”. Tiene otras muchas características negativas, pero aquella que pone en peligro la vida y la integridad de los ciudadanos que habitan este país, es la que probablemente marcará más el juicio que recibirá este largo gobierno por parte de la Historia. De allí que sea cada día más urgente que cese la actual gestión por la voluntad democrática de los venezolanos.

Golpiza brutal

Luego el gobierno dejó que la violencia aumentará de manera exponencial en el país. Antes que controlar y disminuir la violencia, como se hace en los países democráticos y modernos, el gobierno permitió, a través de la negligencia, la pasividad, que el crimen se hiciera cotidiano
Llegará un día, más temprano que tarde, en que el actual gobierno será cesado por lo venezolanos, a través de los medios democráticos y constitucionales. Con el paso del tiempo es bastante evidente que este largo gobierno decidió desde el principio cómo quería que se le recordara. Antes que ser el gobierno del “bienestar” o de la “prosperidad”, o de la “paz”, prefirieron ser “gobierno de violencia”. Con esa marca han dejado una huella de mucho sufrimiento para todos los venezolanos, una marca de división, una marca de maldad.
El gobierno se inauguró, allá por 1999, con una gran muestra de violencia institucional. Su propia constitución, por la que se convocó una Asamblea Nacional Constituyente, fue violentada cuando no tenía ni una semana de vigencia. El nombramiento de los poderes públicos contradiciendo lo establecido en el texto constitucional, significó la anulación del equilibrio de poderes y el monopolio de las decisiones de Estado por parte de un sector de la sociedad. Lo que hemos vivido desde diciembre de 1999, con esa decisión, ha sido el resultado de la anulación violenta de un acuerdo constitucional. La violencia se hizo presente a través de las maniobras y el sectarismo.
Luego el gobierno dejó que la violencia aumentará de manera exponencial en el país. Antes que controlar y disminuir la violencia, como se hace en los países democráticos y modernos, el gobierno permitió, a través de la negligencia, la pasividad, que el crimen se hiciera cotidiano. Los órganos de protección de los ciudadanos lucían inermes. Para remate, desde las más altas instancias del Poder Ejecutivo se enviaron mensajes complacientes y muchas veces justificativos de la violencia. Peor aún, se promovió la creación y desarrollo de grupos civiles que empezaron a recibir instrucciones y recursos para sustituir a las instancias del propio Estado. La violencia que hemos sufrido en los últimos días está relacionada con esas decisiones realizadas muchos años atrás.
Una nueva fase de la violencia fue contra los adversarios políticos. Líderes de la oposición han sido perseguidos, obligados a marcharse del país, otros se encuentran en la cárcel, alejados por años de sus familias, limitados en el ejercicio de sus derechos políticos. Es la violencia desencadenada desde el poder para callar a la disidencia. También han corrido la misma suerte medios de comunicación y organizaciones civiles. Muchos directivos de estas instancias tienen prohibición de salida del país, sufren vejámenes y ofensas. Es la violencia ejercida sin ninguna consideración.
En las últimas semanas, la violencia se ha hecho más anárquica. Son los propios órganos de seguridad del Estado los que agreden a ciudadanos que manifiestan en el ejercicio de sus derechos políticos. Estas agresiones coinciden con otras realizadas por bandas armadas, consolidadas en el marco de un Estado muchas veces cómplice. Las muertes sucedidas en estos días, más de treinta hasta este momento, son la demostración de la tragedia que vive el país, de lo que produce la violencia cuando se deja crecer y proliferar.
Especial mención debe recibir la Fuerza Armada Nacional, la cual está obligada a velar por la seguridad y protección de todos los venezolanos. Muchas de las consecuencias de esta violencia que vivimos está relacionada por la manera como el liderazgo de la Fuerza Armada Nacional ha tomado partido, no ha visto a todo el país, ha desvirtuado su papel profesional de garantía y respeto a los derechos de todos los venezolanos.
Por todas estas razones este gobierno será recordado como un “gobierno de violencia”. Tiene otras muchas características negativas, pero aquella que pone en peligro la vida y la integridad de los ciudadanos que habitan este país, es la que probablemente marcará más el juicio que recibirá este largo gobierno por parte de la Historia. De allí que sea cada día más urgente que cese la actual gestión por la voluntad democrática de los venezolanos.

¡Arriba los valientes! ¡Que viva Venezuela!

¡Arriba los valientes! ¡Que viva Venezuela!

Mujer frente a tanqueta

Por ello hemos visto en los últimos días de protestas, desde una señora plantarse frente a la ballena, pasando por un joven desnudo frente a esta o la mujer embarazada con su máscara antigas, “echar pa’ lante” a pesar de estar exponiendo la vida de una criatura, o asegurándole un mejor país
Los venezolanos seguiremos en las calles, porque no hay “Plan Zamora 200” que detenga a un pueblo que está reclamando a gritos un cambio, un pueblo que está decidido a cambiar a este gobierno al costo que sea, porque realmente ya nos han robado todo: seguridad, salud, alimentos, calidad de vida.
El método estrictamente fascista, de apoyarse en bandas paramilitares, no ha servido para disuadir una sociedad hastiada y desesperada de tanta y corrupta ineptitud. Los venezolanos ni somos cubanos, ni nos asustan el régimen y sus malandros institucionalizados por un gobierno absolutamente ilegitimado. 
Ya no sólo le han dado “luz verde” a esas bandas estructuradas de delincuentes; sino que las han convertido en el aparato de la represión a las protestas ciudadanas. No obstante, los acontecimientos de las últimas horas, le han aleccionado al gobierno, en especial a los mandos de la Guardia Nacional Bolivariana, que con el mal no se negocia; menos se establecen alianzas estratégicas.
Mientras, la ciudadanía continúa firme en su objetivo de resistencia activa, para recuperar nuestra forma de vivir, evolucionar y modernizar nuestra sociedad; esto es ya un proceso espontáneo, avanzado e irreversible que no lo para nadie. Ya no se trata de la MUD, es el pueblo que lo está exigiendo porque se cansó de tanta burla por parte de los gobernantes.
Por ello hemos visto en los últimos días de protestas, desde una señora plantarse frente a la ballena, pasando por un joven desnudo frente a esta o la mujer embarazada con su máscara antigas, “echar pa’ lante” a pesar de estar exponiendo la vida de una criatura, o asegurándole un mejor país.
Todo esto ocurre en medio de la peor crisis económica, política, social y moral que hayamos vivido los venezolanos, producto de un gobierno incapaz e indolente que nos está matando bien sea por la inseguridad, la escasez de alimentos o el desabastecimiento de medicinas, pero es que además los ciudadanos seguiremos protestando de manera pacífica, constitucional y democrática, por nuestros derechos y marchando con nuestro fúsil, que es el tricolor patrio, para exigir que se cumpla la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y así poder expresarnos con la única arma que tenemos los demócratas, como lo es: la protesta pacífica y el voto.
Desde Unidad Visión Venezuela lo hemos dicho y en lo personal lo ratifico, en rechazar cualquier acto de violencia –venga de donde venga-, actos vandálicos y/o cualquier atajo o camino que esté fuera de la Constitución.
De igual manera seguiremos luchando junto a los millones de venezolanos que desean un mejor país, lleno de oportunidades para todos, sin distinción política, credo ni religión; juntos a quienes de verdad aman a esta tierra tan golpeada en los últimos años y dividida por tanto resentimiento inútil que han querido establecer quienes hoy se encuentran más millonarios que nunca a costa del hambre de la mayoría; de quienes han pretendido gobernar en nombre de “los pobres”, cuando este sector ha sido el más humillado por quienes se jactan de llamarse “Socialistas”. Seguiremos al frente para levantar a este país que en su lucha ha demostrado que tiene potencial humano para seguir adelante. ¡Arriba los valientes! ¡Que viva Venezuela!
Twitter, Instagram y Periscope

Google+ Followers

Etiquetas

Noticias de Venezuela Politica Noticias de Nueva Esparta Opinion Derechos Humanos en Venezuela Presos Politicos Dictadura en Venezuela Nacionales Noticias Nacionales Perseguidos Politicos DDHH Internacionales Noticias Estado Nueva Esparta Noticias Regionales Crisis Humanitaria Crisis Economica Cultura Noticias Internacionales Nicolas Maduro Estado Nueva Esparta Economia Crisis Social Turismo en Isla de Margarita IAPOENE Resolucion 008610 Chavez Manifestaciones en Tachira FILCAR 2015 Leopoldo Lopez Libertad de Prensa Maria Corina Machado SEBIN corrupcion Carnavales 2015 Maduro Movimiento Estudiantil UNIMAR Deportes Diosdado Cabello Hugo Chavez Libertad de Expresion 4 de febrero de 1992 Gobierno de los EEUU Isla de Margarita MUD OEA Turismo Fundacion UDC Lilian Tintori Inseguridad en Venezuela ONU Primero Justicia Barack Obama Estado Sucre Golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 INEPOL Mesa de la Unidad Democratica dictadura Capriles Radonsky Cumana Defensor del Pueblo España Jony Rahal Voluntad Popular Henrique Capriles Radonski Lista Falciani Nelson Bocaranda PNB Secretario General de la OEA Swiss Leaks 12 de Febrero Colombia Cristina Fernandez Escolta de Diosdado Cabello lo acusa en Washington de narcotráfico Historia de Venezuela Jesus Chuo Torrealba Marianela Salazar Municipio Antolín del Campo CAMPO Noticias de Uruguay Pedro Leon Zapata RUNRUNES Rodriguez Torres TSJ Tarek William Saab Autorizan uso de armas mortales contra protestas en Venezuela CENCOEX Cartel de los Soles Caso HSBC Escolta denuncia a Diosdado Fidel Castro HSBC La Asuncion Manifestaciones en Caracas Municipio Mariño PODEMOS España Partido PODEMOS Sebastiana sin Secretos Teodoro Petkoff dictador historia Alberto Nisman Argentina CADIVI CNE Caricatura Chavismo Devaluacion del Bolivar Estado Merida FARC Guerra Economica Helicoide Inflacion en Venezuela Leamsy Salazar Luisa Ortega Diaz Manifestaciones en Merida Maxidevaluacion Municipio Gomez Ocho militares del anillo de seguridad de Maduro también huyeron Padrino Lopez Simon Bolivar UCAT UCV democracia 12F Alcaldia de Mariño Asamblea Nacional Blanqueo de Capitales Empresas de Maletin Estado Bolivar Farmatodo Fernando Luis Egaña Gobierno Español Golpe de Estado al Presidente Maduro Guayana HRW Hiperinflacion Human Rights Watch Indice de Miseria Investigacion Jorge Giordani Juan Carlos Monedero Juangriego Marta Colomina Megadevaluacion Ministerio Publico Ministro de la Defensa Municipio Diaz Municipio Tubores Noticias de Argentina Noticias de Colombia PDVSA Pedro Claver Cedeño Periodista Eladio Rodulfo Gonzalez Pollo Carvajal Porlamar Reporteros sin Fronteras SIMADI Tabare Vasquez UCAB UDO Universidad de Oriente Venezuela Primero en Indice de Miseria 2014 AD Accion Democratica Alberto Barrera Tyszka Andres Oppenheimer Autoritarismo BCV BID Banco Central de Venezuela CNP Carnaval de Carupano Carnaval del Mar Carnavales de El Callao Censura en Venezuela Cesar Miguel Rondon Convenio Cambiario 33 Corte IDH Cupo Viajero DECLARACION DE TBILISSI DISCURSO DE ANGOSTURA Educacion Efemerides Efemerides de Margarita Empresas Basicas Fiscal General de la Republica GNB Hugo Carvajal Iglesia Venezolana Laguna de La Restinga Monedero Municipio Marcano Nelson Mandela Noticias de Chile Operacion Jerico Oscar Arias Pedro Llorens Pensamientos de Simon Bolivar Puerto Libre RSF RSF 2015 Rodolfo Marcos Torres RupertiGate SICAD SIDOR Salvador Allende Sistema Cambiario Sistema Marginal de Divisas Tasa SIMADI Tribunal de la Haya UNES UPEL Víctimas inocentes del 4 de Febrero de 1992 William Brownfield Wilmer Ruperti